Archivo de la categoría: Actualidad

El pensamiento socialdemócrata I: Declive de una síntesis

TecnoAranya2Final

Ilustración por Hector Pineda – Helmet Design

Acaso se trate tan solo del último desengaño, la socialdemocracia es la alternativa que nos dejaron los horrores políticos de finales del siglo XX ya desde finales del XIX. Tras el coste humano y social que supusieron las guerras, los regímenes autoritarios – fuesen fascistas o comunistas – las revoluciones o el capitalismo y sus crisis, la socialdemocracia se postulo a mediados del siglo XX como una alternativa política legítima y viable, a pesar de que el origen de su pensamiento data de finales del XIX. Un fantasma, quizá, de síntesis hegeliana por dos cuestiones desveladas como necesarias: la libertad individual y los derechos ciudadanos por un lado, y la estabilidad política y económica de los estados, por otro.

Si bien hay que admitir que en los orígenes keynesianos de la socialdemocracia había mas de salvar al capitalismo en absoluto declive que de luchar contra el autoritarismo, lo cierto es que los planes contra la pobreza que inauguraron la posterior forma de los estados de bienestar, redujeron las desigualdades que habían producido las guerras, y desde los años 60 y 70 la socialdemocracia fue una alternativa política de exitosa aplicación en Europa. Continuar leyendo

Anuncios

Introspección, tecnología y collejas solemnes

Será que soy un treintañero viejo, los hay jóvenes, pero esto de la tecnología me tiene en una contradicción hiriente, mas teniendo en cuenta que soy hijo único y dado a esto del repensar la imperfeción. Permitanme divagar.

Aun recuerdo cuan apropiada me pareció la apreciación de Antonio Adsuar (@EcosdeSumer) aquel día:

 “Ahora a la gente le cuesta mantener la atención en cualquier cosa con la que no pueda interactuar; hay gente que no aguanta dos horas en una sala de cine, tiene que sacar el móvil y comunicar, interactuar con una pantalla […] El espectador/lector siente la necesidad de tener control sobre el contenido que consume.”

O algo así recuerdo escuchar, seguramente se expresó con bastante mejor tino del que soy capaz de asimilar. Continuar leyendo


Y todo lo demás es industria… que no es poco.

La creación cultural requiere, digan lo que digan los mas estoicos, de un alimento cultural previo. Las ideas se transforman unas a otras: a veces chocan como supernovas, provocando un gran estruendo sordo, y otras se funden suavemente como chocolate caliente. A veces una idea impulsa a otra, cual utensilio de billar, solo para situarla en la situación perfecta para la carambola creativa, y en otras ocasiones sucede el descubrimiento de un combinado ideario fósil que un anciano terremoto enterró por casualidad cerca de donde ahora acometes tu espeleológica búsqueda del pensamiento. En cualquier caso, la mente creativa requiere de las ideas ajenas, y del mismo esfuerzo de digerirlas, tanto como el cuerpo requiere del entrenamiento para poder quizá un día realizar la gesta deportiva. Continuar leyendo


Humo de Huelga: #14N Qué, porqué y cómo.

Difícilmente habrán logrado dejar de percibir que ayer fue una jornada de huelga general en España, así como en otros países Europeos. Y aunque probablemente estén hartos, por decirlo suavemente, de crónicas, análisis y estadísticas varias sobre la huelga, de una u otra óptica monocromática, este blog no puede resistir la tentación de explicar porque su autor secundó esta huelga #14N (y no otras anteriores desde 2004), y como fue su experiencia al respecto, desde una punto de vista que pretende ser crítico, y que lo consigue en la medida que el lector considere. Continuar leyendo


“La pasta no lo es todo” – El porqué del momento del emprendedor

“Esta es la hora del emprendedor”

Lapidaría frase que aun cierta, puede ser fácilmente malinterpretada. La crisis económica supone un escenario perfecto para el ciudadano cargado de ilusión, para el idealista, para el reformador, para aquel que quiere adquirir un compromiso con la sociedad a través de su trabajo aun tras los varapalos del desempleo, sin embargo, entender este compromiso implica cierto esfuerzo reflexivo y, a poder ser, tapones al sentarse frente a la televisión. Lo primero que hay que hacer es dejar de pensar en el dinero como objetivo principal, se que no es fácil  mas de otra manera no habrá reforma posible, ni personal ni social –  pues ese es precisamente el problema del “patrón” español (empresarios realmente hay pocos), objetivo que por otro lado no tienen ni idea de como conseguir –  pero además solo se conseguirá una enorme frustración como resultado. Continuar leyendo


El humo de las ideologías excluyentes

En momentos de crisis, no necesariamente económica, siempre hay un auge de los proteccionismos, que en sus fases iniciales no son mas que ahorro donde antes había despilfarro, pero no hablamos aquí de dinero, sino de bondad y confianza. Cuando las cosas y las caras vienen duras, las madres aconsejan a sus hijos infantes, en los barrios, estar poco tiempo en la calle y volver sin falta antes del anochecer, procurando evitar a los desconocidos y sus míticos caramelos de droga pura; de igual manera, los padres recomiendan a sus hijas casaderas, cuando salen, no perder el sentido en la demasía necesaria para terminar siendo víctima – mientras cargan la escopeta para una excursión nocturna nada relacionada con el ocio filial -. Y esto lo hacen, además, con el paternalismo bienpensante que les es propio, y con la tenacidad y cuidado con que la sabana africana enciende fuegos y alza vigías para proteger a sus niños de las risueñas fauces de las hienas. Sin embargo, parece fácil de comprender, esta no es un actitud apropiada para el miedo social en democracia. Continuar leyendo


¿Mal aprendiz, o mal maestro?

¿Mal trabajador, o mal empresario? A menudo me pregunto, al margen de las tendencias y valores de una economía capitalista, por las críticas a la productividad española provenientes de política y capital europeos. No somos productivos, dicen, y debemos serlo mas, al parecer, para tener una oportunidad de satisfacer un nivel de competitividad que nos mantenga en el mercado productivo mundial. Este discurso, además, tiene su espejo nacional en la palabra de la patronal, y reputados empresarios, como Juan Roig – Director General de Mercadona – nos recuerdan que necesitamos ser mas productivos, trabajar mas; sin embargo yo a menudo me encuentro con una perspectiva experiencial sobre la que una reflexión sencilla arroja una luz poco esperanzadora: el trabajador siempre paga el pato, también ante las críticas. Creo la cuestión es mas complicada, y es en gran parte el modelo de empresario nacional, lo que da a nuestro sistema productivo esa mal reputada dinámica. Continuar leyendo