Archivo de la categoría: Literatura

Quince minutos, el trauma y el sueño

Cuando termino un libro, un buen libro, me siento como un pez hindú arrastrado fuera del mar por la red de un artesano y experto pescador, con tacto, con mimo, sin rencor. Durante unos quince minutos, sentado, tumbado o incluso de pie, me quedo absorto, sonriendo como un bobo, con la mirada perdida, los músculos relajados, y saboreando con las papilas de mi imaginación un mundo que he de abandonar porque ha llegado mi hora, porque he de reencarnarme de nuevo en este filósofo un poco menos triste en cada muerte, que no tardará en buscar nuevas branquias. Continuar leyendo

Anuncios

Humo de Clásicos: “El Jugador” de F. Dostoyevski

Esta es, a diferencia de otras del autor –  si, esa en la que está usted pensando – una obra que presenta de magnífica manera riqueza y simplicidad combinadas. Es una historia de pasión, a mi humilde entender, es representación de una alegre comprensión de la condena; es la aceptación del destino inexorable, traicionero y oscuro, como esencia de la existencia misma del hombre, si me permiten ponerme metafísico. La libertad dolorosamente adquirida, como lo es toda educación y experiencia, es detonante de una inmolación del espíritu, el desvelamiento de aquel lento suicidio que representa el vivir, agudizado y repudiado al mismo tiempo. Continuar leyendo


El momento exácto

Aun recuerdo el momento exacto en que la realidad aplastó mi ilusión mas infantil, fue allá por 1992, en mi pequeña habitación de seis metros cuadrados, y mientras dormía plácidamente. Paradójicamente la realidad se coló en mis sueños, cruel en acto e intención, y trepó por mi espalda para bajarme de las nubes casi literalmente, dando ,como previsible resultado, un berrinche por frustración. Como gran cantidad de niños soñadores, acaso los haya de otro tipo, yo soñaba que volaba; hay muchos tipos de vuelo, algunos vuelan como Superman, cruzando campos y ciudades a velocidad de vértigo, otros simplemente saltan exactamente hasta donde quieren hacerlo, disfrutando de la caricia del aire en el proceso; pero yo era de los que flotaba, simplemente, y se dirigía lentamente hacía donde quería a base de movimientos natatorios, normalmente de adorable braza. Continuar leyendo


La necesidad de leer ficción

La lectura tiene muchos fines mas allá de los meramente informativos o didácticos, y al intentar hablar de estos fines nos metemos de lleno en un intento de explicar que es la literatura. Y es que apena leer que el 30.5% de los Valencianos no lee nunca o casi nunca, o en definitiva, preocupa leer los resultados de la “Encuesta de hábitos y practicas culturales en España“, entendiendo lo que a esto se refiere: Por un lado, la lectura es una herramienta de uso común en la sociedad, muchos de los que puedan confesar que no leen nunca o casi nunca, lo hacen en su trabajo, leen informes o manuales, o en sus estudios, dedicados desde idiomas hasta oposiciones. Sin embargo leer literatura, la ficción, aporta al individuo una abrumadora cantidad de beneficios, aporta la posibilidad de experimentar mas allá de su propia vida, de vivir más de una vida, de ser mas de una persona, solo en su imaginación. Continuar leyendo


¿Porqué contamos / escribimos historias?

Históricamente, el hombre ha introducido una forma de comunicación mas allá del dialogo directo, es la narración; los cuentos, las leyendas, epopeyas y canciones, que cuentan gestas, amores o intrigas, que son una forma de comunicación asociada herméticamente al hombre en sociedad, y que tiene su forma mas moderna en el mal llamado genero novela. Tenemos la sospecha de que esta forma de comunicación es necesaria en la medida en que hay contenidos de la experiencia temporal y espacial de la vida, solo expresables por medio de la narración debido a su complejidad. Es la cuestión del porqué contamos historias. Continuar leyendo