Archivo de la etiqueta: capitalismo

El pensamiento socialdemócrata I: Declive de una síntesis

TecnoAranya2Final

Ilustración por Hector Pineda – Helmet Design

Acaso se trate tan solo del último desengaño, la socialdemocracia es la alternativa que nos dejaron los horrores políticos de finales del siglo XX ya desde finales del XIX. Tras el coste humano y social que supusieron las guerras, los regímenes autoritarios – fuesen fascistas o comunistas – las revoluciones o el capitalismo y sus crisis, la socialdemocracia se postulo a mediados del siglo XX como una alternativa política legítima y viable, a pesar de que el origen de su pensamiento data de finales del XIX. Un fantasma, quizá, de síntesis hegeliana por dos cuestiones desveladas como necesarias: la libertad individual y los derechos ciudadanos por un lado, y la estabilidad política y económica de los estados, por otro.

Si bien hay que admitir que en los orígenes keynesianos de la socialdemocracia había mas de salvar al capitalismo en absoluto declive que de luchar contra el autoritarismo, lo cierto es que los planes contra la pobreza que inauguraron la posterior forma de los estados de bienestar, redujeron las desigualdades que habían producido las guerras, y desde los años 60 y 70 la socialdemocracia fue una alternativa política de exitosa aplicación en Europa. Continuar leyendo

Anuncios

Sin importar el problema, la solución eres tú!


En un intento de ahondar en la filosofía práctica, uno se da cuenta de que aun en la importancia de la cultura, de las estructuras practico-racionales relacionadas con la sociedad o la economía, no podemos encontrar el motivo, de manera completa, de porque las cosas marchan “tan mal”. Y es que la filosofía práctica que ha tomado contacto con las prácticas socio-económicas, ha mantenido siempre cierta coherencia y contacto ético con la realidad, de donde no se desprende que los sistemas sean buenos o malos por si mismos. Parece que es sobre ellos sobre los que queremos hacer recaer la culpa de los problemas sociales, de la lucha de clases, y de la vida cotidiana; sin embargo, una importante parte de las causas de nuestros problemas es estrictamente moral, y descansa sobre un sistema axiológico cada vez mas pobre, y en el que apenas se hacen esfuerzo por regenerar los valores con trascendencia práctica, en un mundo donde moralistas, tertulianos y periodistas traen al campo de batalla solo cuestiones de retiro y humo en forma de cortina que importan bastante menos que el pan que llevarse a la boca. Continuar leyendo