Desafío a mi lágrima

Como si alguien apretase tu estómago en un gran puño; no se describir mejor la sensación que atenaza el sentir cuando intentas reconstruir mentalmente el puzle social a través de las noticias y críticas imperfectas de los periódicos y medios de comunicación diversos, por supuesto estos siempre omiten todo lo que va mas allá de occidente, y aun así la visión de la realidad es dura como un clavo de ataúd. Lo que más duele de la realidad, de las familias en la calle, de los trajeados ladrones que nunca han necesitado ser un pirata en un parque cualquiera, de las colas en el economato, de los ojos llorosos, y de todo ese amplio etcétera que no hay letras para escribir, es que es culpa nuestra…

“El sistema es injusto, los bancos son unos estafadores, nos obligan a pasar por el aro , y los políticos nos estafan y desprotegen …” acompaña de la mano a “… ya que me hipoteco pido un poco mas y me compro coche y moto, lo necesario para arrasar en el Ikea y poner el aire acondicionado” y le sigue el ” … ahora que me va bien si que voy a empezar a vivir, discotecas a 25 € la entrada y 10€ por copa, a cenar al asador, y a mi nene que no le falte la Play Station X ni las Nike “.

Quizá soy un extremista, quizá soy ese loco cuya óptica deformada ve los remolinos y las pestes de un cauce de agua limpia que fluye hacia el “progreso”, pero creo que la incoherencia, el exceso, la falta de previsión y una ignorancia adquirida por voluntad propia nos arrojan a un sufrimiento ganado a pulso. Cualquiera que sepa sumar puede entender que intereses del 60 – 70 % sobre el precio de la vivienda, no solo es injusto sino que tendrá consecuencias a largo plazo, cualquiera puede entender que la fiesta depende de 10 € en cervezas frías y buena compañía,  y que no hace falta vaciar las arcas del trabajo honrado para vivir muy bien. Aquí podríamos traer a Nietzsche, y su exuberancia natural, es una forma de ver el mundo, que puede traer ese vivir en el presente que parece haberse instaurado en la sociedad, pero en tal caso esos mismos (no)pensadores tendrán que estar dispuestos a aguantar el presente lánguido y oscuro tanto como el exuberante y luminoso, y sin quejarse.

En definitiva me siento triste al ver que merecemos lo que tenemos, los políticos responden como lo haría cualquiera a unas presiones económicas que hemos originado nosotros mismos, el poder de los bancos se lo has dado tu al aceptar una hipoteca abusiva, el empresario que te explota lo hace porque le has dado la oportunidad de pensar que el trabajador le necesita más que él a este. Creo que es hora de recuperar el orgullo, de volver a aquellas casas, quizá también de vuestros abuelos, donde se vive de manera austera, puede que sin casa en propiedad, y se ahorra durante años para comprar un coche, donde se excluye al usurero del orden social y se acepta la limitación de la circunstancia, creo que es hora de reclamar el poder de un pueblo soberano con coherencia, esfuerzo y trabajo, y erradicar ya a los pintamonas que se suman a las manifestaciones de orgullosos indignados mientras por la tarde firman una hipoteca a 50 años, alimentando el sistema contra el que protestan.

Gambino: Soul controla MP3

Anuncios

8 responses to “Desafío a mi lágrima

  • Jose Antonio

    Sea ético o no, creamos o no en lo que hacemos, nos aferramos al empleo que nos da de comer hoy, y así empieza la espiral. Hipotecas de 40 y 50 años para casa y coches nuevos cada x años. La universidad para nuestros hijos queda muy lejos, hay que vivir al día…Y luego vemos a un tipo por la calle con un tatuaje en el cuello y nos decimos: “Míralo, qué imbécil, va a tener que cargar con eso toda su vida…”.

  • carferme

    Yo estoy de acuerdo con usted Beijabar, una de las cosas que no me gusta en estos tiempos es el estilo de gobierno y la falta de participación del pueblo para ciertas cosas imortantes, creo que se deberia en vez de hacer tantas manifestaciones de indignados ponerse manos a la obra y hacer actos del estilo: voy a vivir ahora de alquiler, voy a pagar las cosas sin pedir préstamos, etc. Es decir, se ha de concienciar a la población de que ella tiene que ser responsable y no el gobierno.

  • Beijabar

    Tan triste como cierto, Jose, y abrir los ojos no te hace sentir mejor … eso sí, yo de los tatuajes no pienso eso xD.

    Carferme: El tema es que el estilo de gobierno depende directamente de la implicación del pueblo, pero el gobierno no puede concienciar a la población de nada decente, porque hemos dejado que su dueño sea un banquero, y no nosotros.

    • Jose Antonio

      Perdona por generalizar con el símil xDD, ni lo piensas tú ni afortunadamente lo pienso yo, pero hay tanta gente que lo piensa como los hay que cierran los ojos y dejan que los banqueros solucionen sus problemas…y de este grupo me excluyo también de momento, pero desgraciadamente no sé por cuánto tiempo xD.

      • Beijabar

        Lo se, lo se, era mero cachondeo. ¿Porque dices lo de que no sabes por cuanto tiempo? ¿Crees que nos atacará el conformismo con la edad? … no es que no lo haya pensado y temido, la verdad … creo que para cualquier conciencia joven es uno de los mayores temores, ¡¡¡Tiempo, detente!!!

  • DreamO

    No puedo demostrarte lo contrario; dices verdad, cuando dices que pensamos que las necesidades básicas son en el satisfacer en primera instancia nuestros caprichos… hay algo que jamás entenderé, ¿Porque no podemos vivir, simplemente con lo básico?

    Bueno puede haber una oleada de triviales respuestas y, si, son comprensibles. Uno desea sentirse completo, o necesita de algún capricho para rellenar ese insatisfecho vacío de pertenencia. Pero valla, por favor…¿Poner dichos caprichos en primera instancia, en lugar de siquiera al menos esperar a que su economía se establezca?
    Voy a serte franco, yo si me doy uno que otro capricho con las antigüedades, pero sé medirme con lo que cuenta mi bolsillo; primero mis necesidades luego vendrán mis caprichos.

    En algo no estoy del todo conforme, es cuando dices “En definitiva me siento triste al ver que merecemos lo que tenemos…”. Difiero de tu punto, porque no creo que nos merezcamos lo que tenemos; tenemos, lo que creemos y queremos tener, claro, poniéndolo dentro del contexto social. Fuera de dicho contexto, como son los efectos ambientales, las masacres y, todo lo relacionado que afecte proporcionalmente a los humanos… si nos lo tenemos merecido, quizá por las malas decisiones o porque no tuvimos la capacidad de sobrellevar las cosas… En fin, en el siguiente “Post” de mi Blog hablaré de una inconformidad sobre las revoluciones… espero que puedas leerle, por el momento me despido, yo te daré aviso para poder obtener una opinión tuya al respecto. Bueno. Suerte. Ya vale. Bonita Noche. Adieu.

  • DreamO

    He terminado el escrito… espero tenerte de visitante.

  • Beijabar

    Por supuesto DreamO, perdona la tardanza en contestar, he estado algo liado y he desatendido el blog, así como las lecturas blogeras, pero cuenta con tenerme por allí y con comentarlo. Respecto a lo que comentabas, la responsabilidad a la que hacía referencia está ubicadá en el marco de la socioeconómia occidental, desde luego asuntos como masacres o desastres naturales merecen un analisis muy diferente, pero en mi opinión, y en general, en toda la miseria que afecta a zonas en vias de desarrollo que han estado colonizadas, también occidente tiene una responsabilidad muy alta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: