Reconociendo el “De motu” de Berkeley

En esta entrada pretendo, en primer lugar, hacer una síntesis de las ideas expresadas en la obra “Acerca del movimiento” de Berkeley, una síntesis que además me parece especialmente buena y no por mi trabajo, meramente de extracción y ajuste a lo que me parece mas interesante, sino por su origen en un prologo original de Ana Rioja Nieto de muy grata calidad. En segundo lugar, esto ya sí de mi cosecha, he pretendido, ya que las ideas de Berkeley se creen totalmente superadas, y en parte con razón, enunciar todos los enlaces que me parece tiene esta obra e ideas del autor con teorías que son hoy muy tenidas en cuenta, y como la influencia de Berkeley es esencial en mucha de la filosofía mas reputada sobre las cuestiones del conocimiento y del lenguaje. Empecemos con una síntesis selectiva y subjetiva sobre el “De motu“:

La obra es un modo de reflexión filosófica ligada al análisis del lenguaje con el objetivo de eliminar toda la oscuridad, en palabras de Berkeley, para “suprimir el velo de las palabras”. El escrito comienza afirmando que para descubrir la verdad  debemos cuidarnos de que una mala comprensión de los términos nos lo impida. Antes de proceder a examinar la naturaleza de las cosas hay que abandonar todo prejuicio derivado de un mal empleo del lenguaje.

En este caso, el objeto de nuestro examen es el movimiento. A fin de comprender más fácilmente el tema conviene a modo de introducción dejar establecidas ciertas premisas sobre la naturaleza y abuso del lenguaje. En los tratados de mecánica es habitual que aparezca el movimiento ligado a su supuesta causa, la fuerza corpórea, sin embargo se advierte la gran oscuridad que envuelve a términos como solicitud de gravedad, ímpetus, conatos, atracción, fuerza de gravitación etc. Sin embargo y según Berkeley:

las abstracciones metafísicas no tienen cabida alguna en la mecánica y en los experimentos, pese a que preocupen inútilmente a los filósofos”  De Motu Párrafo 8

 Esto supone un acercamiento a la doctrina Berkeleyana de la abstracción, en la que el filosofo se aparta de la concepción cognitiva del significado de Locke aportando su teoría nominalista, según la cual no existe una única significación, precisa y  definida, anexa a los nombres generales, pues todos ellos significan indiferentemente un gran numero de ideas particulares. Un nombre general significa una idea general no abstracta, esto es una idea que, siendo particular, se convierte en general cuando representa o sustituye a todas las ideas particulares de la misma clase. La conclusión del análisis de Berkeley es que no hay ideas generales universales de objetos perceptibles, ya que son todos particulares.

Berkeley rebasa el marco de una concepción cognitiva del lenguaje para situarse en una concepción pragmática, según la cual el sentido de las palabras depende de su uso. El procedimiento que permite otorgar significado a un conjunto de términos sin referente empírico es un proceso de abstracción pero no de carácter metafísico sino matemático.

Por lo que respecta  a la fuerza, no tenemos una idea distinta de la misma elaborada mediante abstracción a partir de los cuerpos móviles. La abstracción metafísica no permite legítimamente afirmar su realidad independientemente de los efectos sensibles del movimiento. Una concepción pragmática del lenguaje hace posible definir el significado de las palabras a partir del conocimiento de su uso y sin acudir a ideas.

Las ideas corpóreas no designan ningún tipo de cualidad verdadera y física, que resida en los cuerpos, son que se trata de una hipótesis matemática, y las entidades matemáticas carecen de una esencia estable en la naturaleza de las cosas.

Nos hallamos pues ante una filosofía de la ciencia instrumentalista, de carácter más semántico que epistemológico. Pues  las proposiciones teóricas no tienen valor de verdad, en la medida en que no expresan hechos del mundo.  Partiendo de la formulación de principios o leyes primarias del movimientos comprobadas empíricamente, algo puede decirse que es explicado mecánicamente cuando es reducido a esos principios simples y universales y cuando se muestra que concuerda y está en conexión con ellos.

Según esto, la tarea del filósofo natural es llegar a formular inductivamente los principios de la disciplina, mostrar que los movimientos de cualquier parte del sistema del mundo se producen en concordancia con dichos principios y obtener así una explicación de los fenómenos. Los hechos obedecen leyes, es decir que se producen de manera regular, coherente y ordenada. Ahora bien, esto lo sabemos, no gracias al descubrimiento de una conexión necesaria, sino por medio de observación de las leyes de la naturaleza. Esto niega explícitamente la posibilidad e un saber necesario y causal, además se contrapone a otro de tipo legal, pues solo nos da la probabilidad de la inducción y no se puede dar por universalmente valida e infalible. Hay que acudir a la sabiduría y a la bondad de Dios, cuya voluntad dicta las normas o leyes naturales. Esto significa que si hay regularidad es porque la quiere dios, no por ningún tipo de necesidad causal.

Resulta así que obedeciendo la naturaleza a leyes, el hallazgo de las mismas proporciona conocimiento verdadero. Conocer con verdad significa descubrir las leyes generales dela Naturalezapartir de la observación de los fenómenos que tenemos ante nuestros ojos y deducir a partir de ellas el resto de los fenómenos. Nuestro saber se amplia de este modo desde el presente al pasado y al futuro.

Ahora bien, tal como Berkeley subraya, todas las deducciones de este tipo dependen del supuesto de que el Autor de la Naturaleza actúa siempre uniformemente. Es decir que la regularidad descansa en la libre voluntad divina. Ni por se inmutable ni por ser perfecto, Dios tiene que crear un universo uniforme. En consecuencia, hay conocimiento de la experiencia en la medida en que esta se produce con arreglo a la ley.

Lo signos son contingente relación con las cosas que representa, van a reemplazar así a las causas conectadas de modo necesario con sus efectos. Ello nos conduce a un modelo gnoseológico de carácter lingüístico en el que la tarea de la ciencia es reconocer e interpretar aquellos signos naturales que forman el lenguaje. El criterio es más sintáctico y pragmático que semántico. La naturaleza concebida como lenguaje puede ser entendida y estudiada.  Berkeley denomina a la mecánica o física como gramática de la naturaleza.

La ciencia es el hallazgo de la gramática de la naturaleza y ello permite comprender una tesis central en el escrito Acerca del movimiento:

Corresponde a la física o la mecánica establecer únicamente las reglas, no las causas eficientes, de los impulsos y de las atracciones y, por decirlo en una palabra, las leyes e los movimientos: a partir de estas convenientemente establecidas, determinar la solución de los fenómenos particulares pero no la causa eficiente” De motu Párrafo 35

Respecto a las fuerzas, causa y principios, Berkeley niega toda posibilidad de que le termino “cuerpo” contenga nada en si mismo que pueda ser principio o causa eficiente del movimiento. Mas bien con relación al cuerpo puede declararse abiertamente como un hecho cierto que no es principio de movimiento. Esto supone una ruptura con la famosa tesis inmaterialcita de losPrincipios, pues aquí los cuerpos no son reducidos a un conjunto de ideas percibidas por la mente. Ahora se habla de cosas corpóreas y de cosas pensantes. Según el escrito que nos ocupa las cualidades de los cuerpos, tales como impenetrabilidad, extensión o figura, entraña capacidad de producir movimiento, son las cosas pensantes las que tiene la capacidad de mover los cuerpos de manera que es a estas a las que propiamente cabe llamar “principio de movimiento”. Si denominamos fuerzas a dichas causas, significa que la materia no contiene fuerzas. En el caso concreto de la gravedad newtoniana ha de ser entendida como un mero desplazamiento hacia debajo de los graves y no como la causa de este efecto sensible. La gravedad no es una propiedad de la materia. Lo mismo ha de decirse de los cuerpos que chocan.

Quienes afirman que la fuerza activa, la acción y el principio de movimiento están realmente en los cuerpos adoptan una opinión no fundada en la experiencia, por el contrario los que sostienen que la mente es el principio de movimiento expresan una opinión fundad en la experiencia.” De motu Párrafo 36

Esta es la respuesta de Berkeley a la  pregunta de la causa de los movimientos, si preguntamos por los principios entonces lo que hay que plantearse es que sea verdaderamente un principio. Si se entiende en sentido ontológico como la causa eficiente de las cosas, entonces las cuestión excede del ámbito de la filosofía natural; en caso contrario nos referimos a los sentidos y a la experiencia como base de la filosofía mecánica de las leyes primarias del movimiento.

Berkeley analiza la naturaleza del movimiento concibiéndola como relativa. Crítica ampliamente el concepto de espacio absoluto concebido como algo real independiente de los cuerpos, infinito e indivisible. En definitiva todos sus atributos son negativos excepto la extensión, pero esa extensión del espacio absoluto es una mera idea abstracta que coincide con la más pura idea de la nada, se trata por tanto para Berkeley de un concepto vacío. Esto encaja perfectamente con el carácter empirista del autor.

Esta negación del espacio absoluto obliga a Berkeley a encontrar un sustituto  para este como sistema de referencia. Escoge el sistema de referencia de las estrellas fijas. Así en el  De motullega a decir que:

Para  determinar el movimiento verdadero y el reposo verdadero, sería suficiente con servirse del espacio relativo delimitado por el cielo de las estrellas fijas en tanto que considerado en reposo.”        De motu Párrafo 64

Concusión y valoración crítica:

Las concepciones de Berkeley acerca del movimiento pueden no ser tan funcionales para la explicación del “como” que ocupa a la ciencia en la actualidad y son superadas tanto en este ámbito como en el de la utilidad técnica, atributo que si que reconoce a la ciencia en cuanto a estudio de la ley natural. La concepción de esa ley como divina y los tintes teológicos serían rechazados hoy en día sin embargo supone un claro acercamiento a la metafísica pese a su carácter empirista. Berkeley se encuentra muchos aspectos que no es capaz, en mi opinión, de refutar de manera coherente y asciende a los cielos en busca de esas causas finales influido, y en concordancia, con la filosofía de Descartes; sin embargo creo que hay varios factores muy importantes a  valorar como precursores de teorías que la historia de la filosofía científica ha valorado positivamente.

Es claramente un percusor de las críticas al positivismo lógico e imagino que influyó notablemente en las ideas de Popper. La asignación de las causas finales del movimiento, ampliable después a las teorías generales de la ciencia, a la metafísica y los limites que impone desde esa postura a la utilidad y aspiraciones científicas, que quizá no en su época pero si mas adelante, tendrían lugar, me parece un gran acierto. También me parece un precursor de la teoría de la relatividad de Einstein y de nuevo un gran acierto su crítica a los sistemas de espacio absoluto pese a la convivencia actual de la física newtoniana y la relativista.

Respecto a su teoría semántica del lenguaje científico me parece observar un paralelismo claro en la base en la que también descansa la teoría, si se puede llamar así, de Wittgenstein en las Investigaciones, donde el significado de los terminos deriva de su uso práctico. En definitiva me parece una obra a apreciar en su contexto histórico y filosófico y un buen referente, incluso más “realista”, a los ojos actuales, que los Principios, del pensamiento de Berkeley.

Bibliografía:

De motu – “Acerca del movimiento” – George Berkeley  Ed. Escolar y Mayo 2009.

Berkeley y su Teoría nominalista del movimiento y las fuerzas – Ana Rioja Nieto. UCM Ed: Escolar y Mayo 2009

Anuncios

One response to “Reconociendo el “De motu” de Berkeley

  • vianhtz

    Estaría excelente que citaras adecuadamente tus glosas. Hay partes de los principios que no están citadas, y sería útil que pusieras las referencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: